El análisis DAFO es el método más sencillo y eficaz para decidir sobre el futuro. Nos ayudará a plantear las acciones que deberíamos poner en marcha para aprovechar las oportunidades detectadas y a preparar a nuestra organización contra las amenazas teniendo conciencia de nuestras debilidades y fortalezas.

Rescato unas notas de un trabajo que dirigí hace tiempo. Antes de tomar cualquier decisión estratégica, es imprescindible realizar un diagnóstico de nuestra organización para poder orientar mejor nuestros esfuerzos a la hora de dedicar recursos.

Ya publicamos una entrada anterior, “plantear el DAFO para la gestión de proyectos”, que dabamos algunas directrices sobre su aplicación; con un enfoque pragmático y algo distinto del habítual. En este enlace de IPYME podemos ver algunos detalles adicionales de como desarrollarla.

análisis dafo previo

¿Cómo enfocar el análisis DAFO?

El principal objetivo de un análisis DAFO es ayudar a una organización a encontrar sus factores estratégicos críticos, para una vez identificados, usarlos y apoyar en ellos los cambios organizacionales: consolidando las fortalezas, minimizando las debilidades, aprovechando las ventajas de las oportunidades, y eliminando o reduciendo las amenazas.

Sin ir más lejos…

las nuevas versiones de las normas ISO sobre gestión empresarial plantean como una de las bases para el desarrollo de dichos sistemas un análisis del contexto. El método del análisis DAFO consiste en analizar el contexto competitivo de la empresa, departamento, proyecto, sistemas,… Se analiza desde dos vertientes o entornos: externo e interno.

La vertiente externa sería aquella en la que la empresa señala las amenazas y oportunidades que se dan en el sector o industria en la que se mueve. En este caso, debiendo ésta superarlas o aprovecharlas, pero siempre anticipándose a las mismas. Aquí entra en juego la flexibilidad y lo dinámica que llegue a ser la empresa.

La vertiente interna analizaría las fortalezas y debilidades de la empresa. Aquí realizamos el análisis de los recursos y capacidades, considerando una gran diversidad de factores relativos a aspectos de producción, marketing, financiación, generales de organización, etc.

Caso práctico: Análisis previo a un proyecto LEAN

Como ejemplo práctico, aquí mostramos el desarrollo de la herramienta previo a un proyecto de mejora LEAN:

  • Análisis externo
    • Oportunidades
      • Posicionamiento estratégico.
      • Reducción de costes.
      • Mejora de plazos de entrega.
    • Amenazas
      • Competencia ya aplica técnicas LEAN en sus procesos.
      • Clientes buscan empresas fiables en plazos y calidades.
      • Resistencia al cambio.
  • Análisis interno
    • Fortalezas
      • Experiencia de los empleados.
      • Instalaciones y equipamiento renovado.
    • Debilidades
      • Mala gestión de la producción (retrasos, desperfectos, exceso de material intermedio,…)
      • Cambio cultural.

En PROINCA CONSULTORES prestamos servicios de consultoría y desarrollamos para nuestros clientes un asesoramiento continuo destinado a la obtención de beneficios y mejoras competitivas, mejora de sus procesos y reducción de riesgos.


Si te ha gustado este post y quieres más información puedes contactar con nosotros.