La Orden APM/1007/2017, de 10 de octubre, sobre normas generales de valorización de materiales naturales excavados para su utilización en operaciones de relleno y obras distintas a aquéllas en las que se generaron, establece el marco normativo para la gestión de los materiales naturales excavados (tierras, arcillas, limos, arenas, gravas o piedras) procedentes de obras de construcción o demolición.

La gestión de tierras excavadas en la construcción

Esta orden establece que los materiales naturales excavados no contaminados deben valorizarse siempre que sea posible. La valorización es el proceso por el cual los residuos se transforman en productos o materiales que pueden utilizarse de nuevo.

Las constructoras tienen a su disposición las siguientes opciones para la gestión de las tierras de una obra conforme a la Orden APM/1007/2017:

  • Reutilización en la misma obra: Esta es la opción más sostenible, ya que permite evitar la generación de residuos. La reutilización de tierras puede realizarse para rellenos, subbases, capas de drenaje, etc. ESTA OPCIÓN SERÁ VÁLIDA SOLO EN EL CASO DE QUE EL RELLENO ESTÉ PREVISTO EN EL PROYECTO DE LA OBRA.
  • Reutilización en otras obras: Esta opción es también sostenible, ya que permite evitar la extracción de nuevos materiales. La reutilización de tierras en otras obras puede realizarse para rellenos, subbases, capas de drenaje, etc. CUMPLIENDO CON LOS REQUISITOS ADMINISTRATIVOS DESCRITOS EN LA ORDEN APM 1007/2007.
  • Tratamiento para su valorización: Esta opción es adecuada para los materiales naturales excavados que no cumplen los requisitos para su reutilización directa. El tratamiento puede consistir en la clasificación, la trituración, la mezcla o la estabilización de los materiales.
  • Vertido en vertedero: Esta es la opción menos sostenible, ya que genera residuos. El vertido en vertedero de materiales naturales excavados solo está permitido en los casos en que no sea posible su reutilización o tratamiento.

A la hora de elegir la opción de gestión más adecuada para las tierras de una obra, la constructora debe tener en cuenta los siguientes factores:

  • Las características de los materiales naturales excavados: El tipo de material, su calidad y su cantidad son factores importantes a tener en cuenta.
  • Las necesidades de la obra: La ubicación de la obra, el tipo de obra y las características del terreno son factores que pueden influir en la elección de la opción de gestión.
  • Los costes de gestión: La reutilización y el tratamiento de los materiales naturales excavados suelen tener un coste superior al vertido en vertedero.

La gestión adecuada de las tierras de una obra es una responsabilidad de las constructoras. Eligiendo la opción de gestión más adecuada, las constructoras pueden contribuir a la protección del medio ambiente y a la economía circular.

NO HAY QUE OLVIDAR QUE LOS REQUISITOS EXIGIDOS EN LA ORDEN APM/1007/2007 SON ADICIONALES A LOS REQUISITOS DE TRASLADO DE RESIDUOS ESTABLECIDOS EN EL Real Decreto 553/2020, de 2 de junio, por el que se regula el traslado de residuos en el interior del territorio del Estado.

En Proinca Consultores, somos especialistas en gestión de residuos. Contamos con un equipo de consultores con amplia experiencia  que pueden ayudarte a resolver cualquier problema o necesidad que tengas.

Si te ha gustado este post y quieres más información puedes contactar con nosotros.

[easymailing_embedded_form hash="FleRawD8tVPSO7LKYPc535"]