El funcionamiento de cualquier organización debe enfocarse a la creación de valor, para producir beneficios o mejorar el servicio. En relación a este punto, no podemos olvidar los riesgos y el impacto de no tenerlos en cuenta.

Con esta entrada, queremos iniciar una serie sobre el tema de “propuesta de valor” aplicables a cualquier proyecto u organización.

creación de valor

¿Qué es el enfoque a la creación de valor?

Cuando nos enfrentamos a una decisión, debemos considerar la sencilla pregunta: ¿qué opción genera más valor en el negocio o en el cliente?

Como he mencionado anteriormente, debemos tener en cuenta los riesgos. El concepto de riesgo está directamente relacionado con el de valor. Podemos considerarlo incluso como un “anti-valor“, desde el punto de vista que si un riesgo se materializa destruye el valor que buscabamos generar. El valor y el riesgo son las dos caras de la misma moneda.

Con un enfoque de moderno de gestión se debe imponer la entrega de los elementos de mayor valor lo antes posible frente a otros con menos valor.

Por otro lado, como ya publicamos en la entrada de proyectos excelentes, la satisfacción de los interesados juega un papel clave en el éxito de nuestros proyectos, de nuestro trabajo. Porque como se establece en el manifiesto ágil y en sus principios, nuestro enfoque tiene que ser a la entrega de valor.

Pasos a desarrollar

El enfoque a la creación de valor sigue los siguientes pasos:

  1. Evaluación del valor. Se recomienda evaluar el valor en términos financieros. Resulta fácil medir los costes, aunque no tan fácil en muchos casos los resultados. El valor se asocia al beneficio, resultado de comparar los resultados y los costes.
  2. Planificación del valor. Hay que priorizar aquellos trabajos que aportan valor a nuestros productos, a nuestros servicios. Tenemos que planificar las distintas entregas. Tenemos que tener en cuenta los posibles riesgos para poder gestionarlos.
  3. Entrega del valor. ¿Evaluas los despilfarros en tus procesos o en tus proyectos? En un análisis del flujo de nuestros procesos. Me gusta reflexionar sobre qué aspectos valora nuestros clientes o qué aspectos molestan. Otro factor a considerar en la entrega de valor es identificar los aspectos que aportan valor (funciones y experiencias) y los que quitan (coste, inseguridades e incomodidades).
  4. Confirmación del valor. La cercanía con el cliente, como principal interesado en la creación de valor,
  5. Seguimiento y reporte del valor.

¿Concepto de valorización?

En un desglose de los componentes o características que se pretenden con el resultado de nuestro trabajo, los responsables o los distintos interesados deben llevar a cabo una toma de decisiones basadas en el beneficio o valor que aporta; incluso en determinados casos renunciar a su desarrollo.
En muchas ocasiones no siempre resulta fácil la cuantificación del valor en su globalidad y mucho menos de cada una de las partes. Como se ha dicho anteriormente, se debe tener en cuenta el concepto de riesgo. ¿Cuánto riesgo se debe estar dispuesto a asumir? Este riesgo debe balancearse entre las implicaciones que suponen su gestión y los beneficios que va a aportar.

Algunas herramientas a considerar

Así os adjunto la siguiente tabla con algunas herramientas a considerar según los distintos pasos.

PasoHerramientas
Evaluación del valor
  • Diagrama de empatía
  • ROI
  • Análisis coste – beneficio
Planificación del valor
  • 4W1H
  • Diagrama de árbol
  • Mapa de la cadena de valor (value stream mapping)
  • Esquemas de priorización orientada al cliente
  • Priorización relativa
  • Hoja de ruta del producto
  • Cronograma
Entrega del valor
  • Identificación y eliminación de despilfarros
  • Análisis del valor
  • Tableros kanban
  • Límites de trabajos en proceso
Confirmación del valor
  • Esquemas de priorización del cliente
Seguimiento y reporte del valor
  • Diagramas “risk burndown”
  • Diagramas acumulativos
  • Tableros kanban

Estoy escribiendo una serie de entradas sobre este tema, “propuesta de valor”. Pulsa en este enlace para ver otras entradas complementarias.

Si te ha gustado este post y quieres más información puedes contactar con nosotros.


GuillermoMontero