Implementación de las 5S con enfoque práctico

By |2017-03-09T18:56:37+00:009 marzo 2017|Consultoría avanzada|

Nuestra experiencia nos dice que cualquier proyecto de mejora de un proceso productivo debe apoyarse, junto con las medidas concretas que corresponda, en una mejora del orden y limpieza de las instalaciones. La base en la mayor parte de estos proyectos de mejora es la herramienta 5S.

5S con enfoque práctico

Llama la atención que este aspecto sea una tan sencillo, a la par que difícil de implementar en una organización. Sin embargo, la sencillez de este punto no contradice su validez e importancia en el esquema global de la metodología; todo lo contrario, se trata de un punto de apoyo para cualquier otro aspecto que se quiera mejorar.

¿Qué son las 5S?

Las 5S son una herramienta que se enmarca dentro del concepto Lean Management, desarrollado por Toyota. Se llama así porque son las iniciales de cinco palabras en japonés que determinan la metodología.

  1. SEIRI, o SEPARAR INNECESARIOS.
  2. SEITON, o SITUAR NECESARIOS.
  3. SEISO, o SUPRIMIR SUCIEDAD.
  4. SEIKETSU, o SEÑALIZAR Y ESTANDARIZAR.
  5. SEIKETSUKE, o SEGUIR MEJORANDO.

Las tres primeras suponen acciones bien conocidas y, que con más o menos asiduidad se aplican. La diferencia surge de la aplicación de las dos últimas, en la que se busca la estandarización de todas las tareas y la mejora continua.

Claves para la implantación de las 5S

El proceso de implantación de las 5S se puede secuenciar de la siguiente manera:

  1. Liderazgo o compromiso de la dirección, el proyecto debe nacer con el convencimiento y total apoyo de la dirección de la organización y se debe ver reflejado en su participación en el mismo.
  2. Desarrollo de un proyecto piloto. No se trata de empezar por el área dónde más se necesite, sino por una que sirva de ejemplo y que permita obtener resultados y aprender.
  3. Informar al personal del proyecto y de la importancia que supone para poder implementar mejoras en los procesos de producción. Puede ser interesante hacer uso de infografías y carteles que permitan informar y formar en la metodología y cultura.
  4. Crear un grupo de mejora para implementar la herramienta. Se trata de una metodología que se implementa en grupo.
  5. Formar al equipo en la metodología 5S. La formación es clave para poder aplicar la sistematica. Puede ponerse en contacto con nosotros si quiere que le asesoremos en este tema.
  6. Desarrollar un plan de implantación, con objetivos, medidas e indicadores concretos.
  7. Seguimiento del plan y visualización de mejoras.

El proceso de implantación se realiza con sesiones de trabajo del grupo, con un orden que implica:

  • Revisión de tareas planificadas.
  • Capacitación en herramientas.
  • “Safari” o paseo para implementación de la “s” correspondiente.
  • Identificación de problemas y análisis de sus causas.
  • Propuesta de soluciones.
  • Definición de un plan de trabajo para aplicar la solución identificada.

Fases para la implantación

Con un enfoque práctico el proyecto se puede desarrollar en un horizonte de tres fases: limpieza inicial, optimización y formalización para cada una de las “s”. Siguiendo este esquema, no esperamos a “cerrar” una s y empezar otra, sino que vamos secuenciando tareas de las distintas herramientas.

1

2

3

Limpieza Inicial

Optimización

Formalización

1. Separar innecesarios

Separar lo que es útil de lo inútil

Ajustar criterios

Programar acciones periódicas

2. Situar necesarios

Clasificar los elementos útiles

Establecer criterios sobre situación

Programar acciones periódicas

3. Suprimir suciedad

Limpiar el área de trabajo

Buscar solución para zonas difíciles

Programar acciones periódicas

4. Señalizar y estandarizar

Identificar elementos y zonas

Buscar modos de señalización

Establecer procedimientos

5. Seguir mejorando

Auditoría inicial

Auditoría de mejora

Auditorías periódicas

Evaluaciones